domingo, 2 de febrero de 2014

Sálvame de ti.


Hoy he vuelto a ver a la "Guerrera de pelo amarillo", a la chica de la camiseta de Kim Gordom y el cigarro, la chica que apareció de la nada en ese callejón cuando estaba total y absolutamente perdida y dejada, la chica de la que hace dos semanas decía;
"No existe una manera fácil de decirlo, así que simplemente lo diré, he conocido a alguien, ese alguien eres tú/ Esa es la buena noticia, la mala es que no sé como estar contigo ahora, y eso me acojona, porque tengo la sensación de que si no estoy contigo ahora, nos perderemos ahí fuera, para siempre."

Sí, a veces me dejo llevar, demasiado, demasiadas veces, y más aún en un momento como este, en el que una ínfima muestra de afecto puede suponer la diferencia entre querer y poder o dejarse al abandono.
Hoy la he vuelto a ver, he bajado a la ciudad (sí, ya sé que parezco la estúpida y deficiente de Heidi diciendo esto, pero es así) y la he vuelto a ver, de hecho ni siquiera la he visto, ha sido ella quien me ha visto a mí y se ha acercado y me ha abrazado, he descubierto que era ella al girarme y ver quien era la persona que me abrazaba por la espalda.
Y sí, he descubierto que evidentemente me dejo llevar demasiado, que generalmente soy bastante estúpida pero en este estado y en este momento parece ser que me supero con creces, y que toda la magia de esa devastadora noche parece ser se quedó en aquel callejón.
Vale que necesite ese afecto que no llega por ningún sitio, vale que me encuentre perdida, vale que esa noche viese cosas demasiado fuertes y/o desagradables, pero por muy incrustada en la mierda que este, que lo estoy, no soy una puta minusválida emocional.
Una de las primeras cosas que han salido por su boca ha sido "¿Cómo estás? ¿sigues necesitando que alguien te salve?"
¿QUE ALGUIEN ME SALVE?
Y en los siguientes 5 minutos ha repetido unas 6 veces, necesitas ser salvada, y yo puedo salvarte...
¿Qué puta mierda de pretensión es esa? ¿llevo escrita en la frente la palabra "sálvame"? ¿Te he pedido yo que me salves? es un acto de prepotencia que roza el ridículo, no quieres ayudar a una persona, quieres salvarla, lo único que se me ocurre para querer tal cosa es el enfermizo deseo irrefrenable de que otra persona este en deuda de por vida contigo, y yo no soy esa persona, yo solo estoy en deuda conmigo misma y con mi instinto de supervivencia.
O tal vez solo busques una relación de poder y dependencia absoluta, se nota que no me conoces ni un ápice...
No sé por quien coño me tomas...
Sálvate a ti misma de tu asquerosa falta de humildad, seguramente, en el fondo de alguna parte estés convencida de que es lo que debes hacer y que no lo haces con mala fe, pero, coño... ¿Por quien coño me tomas?
Tú estabas viendo tu mundo rosa, pensando que puedes ir por la vida salvando a los demás, y mientras mi hermana y yo teníamos que cosernos las heridas la una a la otra, de forma literal. ¿Sigues pensando que puedes salvarme?
No sé en que estaría pensando para decir lo que dije de ti, y aún menos sé en que puta mierda pensabas tú cuando empezaste a escucharme y te creiste con el derecho de creer que puedes salvarme.
Sálvame de ti.

2 comentarios:

Wayne Gro dijo...

Me salgo del tema para hablarte del otro tema. Mírate esto...http://blogs.indiewire.com/theplaylist/rumor-the-hateful-eight-is-back-on-quentin-tarantino-to-rewrite-script-20140201

Luis Ricardo Ramos dijo...

Sálvanos.